La ortodoncia y la autoestima van ligados.

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que aplica fuerzas controladas para lograr estética y función de los dientes naturales a partir de la colocación de los conocidos “brackets”.

En la actualidad existan otras técnicas que utilizan una serie de férulas casi transparentes  que nos hacen cada vez más fácil y cómodo llevar a cabo un tratamiento de estética dental, la ortodoncia Invisible Invisalign® se adapta perfectamente a nuestra vida diaria, es cómoda, higiénica y no se nota.

Independientemente de la técnica hay algo que es muy importante:

Tener una sonrisa agradable, armónica y bonita tiene que ver con la autoestima y con la seguridad en nosotros mismos, esto se manifiesta tanto en niños como en adolescentes y en adultos.

Los estándares de belleza varían de cultura a cultura y de persona a persona, pero la mayoría prefiere un rostro con las estructuras faciales bien balanceadas, especialmente en el tercio medio inferior de la cara. La boca es el centro de atención, ya que es constantemente la vía de comunicación y de expresión.

Por ello, la ortodoncia y otras ramas de la odontología realizan un gran aporte a la apariencia física de las personas, produciendo grandes beneficios en la autoestima y en la calidad de vida de los pacientes.

La primera impresión es siempre la visual y es una de las razones que hacen de los tratamientos de ortodoncia una necesidad más que un lujo.

La sonrisa ilumina y resplandece el rostro, al sonreír transmitimos una imagen de seguridad y confianza, el simple hecho de sonreír hace que el cerebro reconozca ese movimiento de los músculos de la cara y los asocie con emociones positivas, de esta manera estimula la producción de endorfinas en el cuerpo, estas a su vez se sabe que mejoran el autoestima, la seguridad en sí mismo y todo esto se traduce en un mejor rendimiento laboral, académico y en una adecuada convivencia social.

Es inevitable establecer el valor sociocultural que posee una dentadura atractiva independientemente del sexo, edad o raza de la persona que la posee. Por ello, cuando establecemos una escala de valores dentro de los patrones de imagen corporal, la dentadura alcanza valores preponderantes, como signo de juventud, atractivo físico, éxito social y económico.

Fuente : laprensagrafica.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s